| | | | |

FAMILIA Y ECONOMIA

FAMILIA Y ECONOMIA.



FAMILIA Y ECONOMIA.

Cuando el Premio Nobel de Economía doctor Gary Becker empezó a analizar las sociedades, su conclusión fue que el mayor tesoro de ellas era el capital humano que poseían, entiéndase: el conocimiento y las habilidades que tienen las personas.
Este capital humano es importante porque, el funcionamiento de la economía actual se basa en la creación, difusión y utilización del conocimiento. Sin embargo, tal vez lo más interesante de posteriores estudios es que parte fundamental de ese conocimiento se difunde principalmente por medio de las familias (valores, costumbres, etc.) y luego por los centros de educación y los puestos de trabajo (otros más técnicos). La familia no sólo es la principal institución económica de cualquier país, también es la responsable del estado de la sociedad donde se desenvuelve.
Para nadie es un secreto que nuestro país vive actualmente una profunda descomposición social. Los innumerables episodios de violencia de los últimos años deben verse como producto de esa descomposición social que existe en la familia y sociedad venezolana. A pesar de las graves desigualdades en la distribución del ingreso, y sin coherentes políticas públicas para erradicar la pobreza (factores ideales para producir problemas sociales), la poca difusión de valores desde la familia y el no querer encarar su responsabilidad por parte de quienes llevan las riendas de la institución familiar, han traído lamentables consecuencias en esta sociedad.
Es muy importante comprender que la familia es el primer lugar donde se forma el capital humano, aquí el ser humano empieza a conocer las primeras nociones del sentido de responsabilidad, respeto y al mismo tiempo la importancia de un trabajo bien hecho. Todos sabemos que es en el seno de la familia, donde el hombre recibe las primeras nociones sobre la verdad y el bien, y eso es fundamental para su desarrollo posterior como persona.
Es indudable que el mantener una familia unida es una necesidad básica muy importante, ya que debemos recordar que la familia es la base de la economía. Es menester de cualquier Estado aportar mediante las políticas sociales, suficiente ayuda para armonizar la vida del trabajo de la casa y la vida laboral externa, para no erosionar la familia.
Existen estudios que afirman que la economía debería estudiar los intercambios de sentimientos en un matrimonio, para concluir que el amor es esencial en el crecimiento de los niños y defender la necesidad de la familia como lugar “natural” de tales intercambios y por tanto el más eficiente para ello.
La familia es una institución que a lo largo de la historia ha ido evolucionando, y para seguir estudiándola, se deben aplicar técnicas dinámicas, sin embargo y a pesar de todos esos cambios y ese dinamismo, su formación seguirá siendo la misma: padres e hijos, y es aquí donde los primeros deben tomar su rol protagónico y a través del ejemplo inculcarles a los segundos los valores elementales que ayudarán a formarlos como personas para enfrentar la vida. El rol de padre es tal vez el más difícil de todos, pero el llevarlo a cabo con calidad y eficiencia, no sólo le dejará innumerables satisfacciones personales, sino también estará generándole un gran valor a la sociedad.

La familia ha resultado ser un activo social valioso a la hora de lograr una mejor educación de los hijos (y el sentido común indica la estrecha relación entre educación y desarrollo futuro de la sociedad) y de transmitir ciertos valores –como la honestidad, el valor del trabajo esforzado, la preocupación por los demás- que son esenciales para el funcionamiento eficiente de los mercados.
La estabilidad familiar también ha resultado ser un seguro natural contra las incertidumbres de la vejez, la enfermedad y el desempleo, y un buen resguardo para el crecimiento de los niños. Cuando esa red social la red social que es la familia se debilita, la economía y la sociedad termina sintiéndolo. Gary Becker decía en su visita a la UM : "Las sociedades que alcanzarán un mayor desarrollo a largo plazo serán aquellas que tengan estructuras familiares fuertes".

1. Las estrategias matrimoniales como instrumento para el mantenimiento y el fortalecimiento de las familias campesinas. La familia campesina no es un todo homogéneo. Sus dimensiones son variables, también su situación social y capacidad económica. Interesa especialmente la pequeña y mediana familia campesina, considerando tanto el posible éxito económico-social como su posible desaparición.

2. El papel de las actividades no agrarias –la pluriactividad– en las estrategias campesinas para mantener sus condiciones de vida. Desde esta perspectiva, será preciso analizar el juego que dan las actividades industriales y de servicios en el mundo rural. Trabajo en casa elaborando objetos diversos (cántaros, sandalias, quesos, licores, entre otros) o bien prestando servicios (estableciendo una tienda, por ejemplo); el trabajo en los molinos, en las prensas, en las tejerías y en otras empresas.

3. Les estrategias de acceso a la tierra por parte del campesinado a través de diversas vías, como la compra, el contrato enfitéutico, las formas contractuales de corta duración. Conocer la capacidad de aumentar o reducir la superficie de tierras poseídas por una familia campesina en función de las necesidades variables que podía tener. El extenso ámbito cronológico permite ubicar los estudios en coyunturas diferentes y en estrategias diversas, tanto por lo que se refiere a la familia campesina como a los sectores más acomodados de la sociedad, en el marco de la sociedad senyorial o capitalista.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada