| | | | |

TRABAJO SOCIAL CON GRUPOS EN COLOMBIA



La  Escuela de Servicio Social del Colegio Mayor del Rosario, fue la primera escuela de Trabajo Social en Colombia, cuyas actividades iniciaron el 3 de abril de 1937 con 20 alumnas. Esta escuela la fundó María Carulla de Vergara, quien se formó en Barcelona, España.

TRABAJO SOCIAL CON GRUPOS EN LATINOAMÉRICA



En la primera mitad del s. xx se creó la primera escuela del Trabajo Social en Latinoamérica en Santiago de Chile, por el Doctor Alejandro del Río, de formación profesional en medicina en el año de 1925; en Puerto Rico se creó en el año de 1934; continuando por la misma línea, la primera escuela de Servicio Social en Colombia, fué fundada por María Carulla de Vergara  en la ciudad de Bogotá, D.C.,  el 22 de octubre de 1936, sin embargo inició su funcionamiento  el 3 de abril de 1937, el grupo lo integraban 20 estudiantes y se llamaba “Escuela de Servicio Social del Colegio Mayor”; en Argentina, se fundó la primera escuela en 1940, en Ecuador en 1945, en Venezuela en 1956; en 1966 se crea la primera escuela de Servicio Social en República Dominicana.

TRABAJO SOCIAL CON GRUPOS EN ESTADOS UNIDOS



El primer centro comunitario en Estados Unidos se creó en 1886 en la ciudad de Nueva York con el nombre de Neighborhood Guild, que años más tarde cambió su nombre por el de University Settlement. En 1889 [las Sociedades Organizadas Caridad (COS) crearon la primera casa de caridad] Jane Adams y Ellen Gates fundaron en Chicago el centro Hull House, que se convirtió en el símbolo del movimiento de Centros Comunitarios y Centros Vecinales, gracias a los escritos de Hane Adams.

TRABAJO SOCIAL CON GRUPOS EN EUROPA


   Antecedentes del Trabajo Social con grupos se remontan a finales del siglo XIX los problemas sociales se incrementaron notoriamente en la mayoría de países de Europa, como resultado de los procesos de industrialización. La creciente brecha entre los grupos más ricos de la sociedad y los grupos más pobres, y el incremento de la pobreza y de la miseria, contribuyeron a un mayor despertar de la conciencia social.

EL CONFLICTO NACE CON EL SER HUMANO


El conflicto nace con el ser humano, y por esto se debe aprender a vivir con este, puesto que el conflicto es fundamental en el funcionamiento social. Se plantea además que una vida exenta de conflicto no posibilita el desarrollo de habilidades, debido a que el desarrollo humano de una sociedad se da por medio de cambios, que por lo general es movilizada por el conflicto. Por ello el conflicto es considerado como algo que no se debe evitar, por el contrario hay que verlo como un aspecto positivo y como un proceso de aprendizaje, es decir, el conflicto se convierte así en una ocasión para potencializar las habilidades de los actores.

LA CONSTRUCCIÓN SOCIAL DE LA REALIDAD ES OBJETIVA Y SUBJETIVA



Existe un mundo intersubjetivo que lo comparto con el otro, tengo conciencia de que hay otros que comparten mis sentimientos, personas que viven el aquí y ahora, personas que organizan su mundo y que comparten un sentimiento común de la realidad. La realidad debe ser observada desde: espacio, tiempo y lo social porque yo interactuó con los otros y traslado mis significados a los otros.

REPRESENTACIONES SOCIALES



Según Moscovici, la decisión por estudiar las representaciones sociales, nace del deseo por estudiar como las personas construyen y son construidas por la realidad social, fundamentada en el conocimiento común; las representaciones sociales constituyen un sistema cognitivo, donde se reconocen estereotipos, opiniones, creencias, valores y normas que suelen tener una orientación positiva o negativa; la comprensión de esos sistemas de códigos es la clave para que los investigadores sociales se acerquen al sentido común y comprendan esa forma subjetiva de ver, entender y clasificar el mundo de las personas que permite mantener un orden establecido, por la sociedad.

Las representaciones sociales, en la configuración de los grupos sociales son muy importantes, porque aporta a la formación de conductas, identidad y las orientaciones comunicacionales dentro de los fenómenos sociales.

Moscovici, hace claridad en unos conceptos básicos de las representaciones sociales como lo son: las ideologías: es un sistema constituido por un conjunto de representaciones sociales y la relación entre ambas.

Las creencias: son orientaciones o normas  que guían la actuación, son proposiciones simples conscientes o inconscientes, inferidas de lo que las personas dicen o hacen.
La percepción: son los mecanismos de respuestas sociales y procesamiento de la información.

Los estereotipos son atributos específicos a un grupo que se caracterizan por su rigidez.
La actitud, determina y orienta la respuesta frente a cierto estímulo.
La opinión, informa sobre la reacción de las personas hacia los objetos dados desde afuera independientemente de las y los actores sociales; toma de posición frente a cuestiones sociales de relevancia.
La imagen, es una reproducción pasiva de un exterior a un interior.

Las funciones que cumplen las representaciones sociales son: Comprensión: Función que posibilita pensar el mundo y sus relaciones, valoración: permite calificar o enjuiciar hechos, comunicación: a partir de la cual las personas interactúan mediante la creación y recreación de representaciones sociales, actuación: está condicionada por las representaciones sociales.

La teoría de representaciones sociales, se basa en dos enfoques que son el procesual y el estructural. El primero, parte de postulados cualitativos, donde contempla una recopilación de un material discursivo producido en forma espontánea, por medio de entrevistas y cuestionarios, los cuales se analizan a través de técnicas de análisis de contenido. Este enfoque se distingue por ser una aproximación cualitativa, hermenéutica, centrada en la diversidad y en los aspectos significantes de la actividad: la representatividad centra su interés sobre el objeto de estudio en sus vinculaciones socio-históricas y culturales específicos.

Yesica Varela / Olga  cristina Gil.
UdeA.